¿Qué hacer en caso de producirse un golpe en un diente de leche?

Los traumatismos en dientes de leche o temporales pueden provocar malformaciones o alteraciones en la erupción e impactación de los dientes permanentes, por lo que ante un accidente de este tipo se debe visitar al odontopediatra para tratarlos adecuadamente lo antes posible.
Los traumatismos en dentición temporal frecuentemente van acompañados de lesiones en partes blandas, generalmente heridas en los labios y en el frenillo, lo que puede provocar un sangrado abundante. En tal caso el odontopediatra recomienda:
1. Lavar la zona con agua.
2. Realizar presión con una gasa estéril.
3. Acudir a la consulta del Odontopediatra.
Como cualquier traumatismo en otra parte del cuerpo, en los traumatismos dentarios suele ser necesario también el reposo, por lo que los dientes deben quedar en reposo durante un par de semanas, recomendando una dieta blanda y evitar la utilización del chupete y el biberón en pacientes infantiles.
Después de sufrir un golpe en un diente de leche o temporal es necesario hacer un control radiográfico periódico. Ya que, aunque en un primer momento no suceda, con el paso de los meses es posible que surjan complicaciones posteriores como la necrosis del propio diente de leche. Sospecharemos de esta necrosis cuando aparezcan abscesos, fístulas, cambios de coloración (diente de color negro)… Si apareciese alguno de estos signos debéis acudir lo antes posible a la consulta del Odontopediatra.

Deja una respuesta