¿POR QUÉ REALIZARSE UN CHEQUEO DENTAL Y CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

El chequeo odontólogico es una herramienta importante de prevención. Los chequeos deben ser realizados cada 6 meses tantos en niños como en adultos, las veces pueden variar de acuerdo al índice de caries o si tiene alguna enfermedad. La primera visita del niño al odontólogo debe ser antes de haber cumplido los 3 años. El chequeo odontológico temprano en la vida de un niño permite que ellos tengan una experiencia positiva, para evitar el miedo al dentista , una táctica ideal es llevar a su pequeño niño a su propia consulta , de esa manera, el consultorio odontológico se convierte en un lugar familiar.
Los procedimientos comunes durante un chequeo odontológico son:
Aplicación de fluoruro: Su dentista puede utilizar este gel de flúor de manera preventiva de caries , siempre y cuando no se haya encontrado caries u otra lesión dental.
Sellantes de fosas y fisuras: Éstas son capas finas y protectoras aplicadas por el odontólogo en los molares permanentes. Estos sellan los surcos en las superficies masticatorias de los dientes donde los alimentos y las bacterias pueden quedar adheridas y causar la caries. Una vez que son aplicadas, los sellantes pueden durar por varios años.
Radiografías: Esta «foto» le permite al odontólogo observar lo que está sucediendo dentro del diente y debajo del borde de la encía. Para la toma de la radiografía el niño deberá usar un delantal de plomo para prevenir la exposición innecesaria.

Deja una respuesta