La respiración bucal puede causar importantes problemas de salud

Actualmente es cada vez más grande el número de pacientes que presentan respiración bucal, produciendo serias alteraciones tanto estética, funcional, como psíquicamente. Esta alteración puede afectar directamente el desarrollo del individuo en la sociedad y junto con otros factores contribuir a la formación de maloclusiones, las cuales constituyen un riesgo para la salud.
El odontólogo suele solicitar que sus pacientes vuelvan cada seis meses a consulta, lo que significa que algunas personas visitan al odontólogo con más frecuencia de lo que visitan a su médico. Como resultado, los odontólogos pueden ser los primeros en identificar los signos y síntomas de la respiración bucal y de esta manera ayudar a prevenir los efectos adversos.
La respiración bucal puede ser consecuencia de problemas de las vías aéreas como por ejemplo: Obstrucción nasal por septum desviado, alergias, adenoides hipertróficas, amigdalitis, etc.
Aquellos pacientes que no son tratados a tiempo pueden sufrir cambios en el crecimiento y desarrollo tanto facial como dental, presentado:
-Caras largas y estrechas por un aumento del tercio inferior.
-Labio superior hipotónico.
– Hipertonicidad del labio inferior y de la borla del mentón.
-Ojos caídos y ojeras.
-Labios entre abiertos y resecos.
-Paladar profundo.
-Mala posición de la lengua, entre otros.
Este estado de respirar por la boca puede conducir a niveles más bajos de oxígeno en la sangre, también puede aumentar el riesgo de hipertensión, enfermedad cardíaca y apnea del sueño

Deja una respuesta